jueves, 14 de febrero de 2013

UNA BALA EN LA CABEZA - Walter Hill ( Bullet to the head - 2013 )









 
La verdad es que siempre he sido un gran fan del cine de accion, y al vivir la gloriosa década de los 80, los superhéroes de los cines eran tipos como John Rambo (El acorralado y Rambo), John Matrix (Commando), James Braddock (Desaparecido en combate 1 y 2) o John McClane (Jungla de cristal en Sudamérica Duro de matar), etc... Por tanto le tengo simpatía a Sylvester Stallone, cuya carrera está llena de éxitos, films memorables, films mediocres y fracasos de taquilla.

En esta ocasion tras los dos films de Los mercenarios, y repetir como Rambo y Rocky, nos llega un film de colegas, que es esa fórmula del cine de acción o intriga que funciona mediante contrastes entre la pareja protagonista. Por ejemplo, Arma letal.

Mel Gibson es un policía veterano de la guerra del Vietnam, entrenado en las fuerzas especiales, una verdadera máquina de matar viviente, y que encima está loco, es imlulsivo, imprevisible y tiene tendencias suicidas. Su compañero, Danny Glover, en un negro, padre de familia, carroza, tranquilón y comedido. Cuando ambas personas hacen pareja, estallan toda clase de conflictos, situaciones increibles, chistes, etc... 

Otro ejemplo muy claro de ese tipo de cine, lo vi en 1982, cuando vi en un cine Límite 48 horas, de Walter Hill, el director de este nuevo film de Stallone. En esa ocasión un polícía grande, violento y blanco, Nick Nolte,  hacía pareja con un ladrón escurridizo, ingenioso, bromista y negro, que era Eddie Murphy. 

Walter Hill regresa al cine, tras el desastre de Supernova(2000), y un film carcelario mezclado con boxeo que dirigió en el 2002 y que pasó sin pena ni gloria, se ha pasado una década ejerciendo de productor y dirigiendo algún episodio de series de televisión. Ahora regresa al cine con su gran experiencia, su conocimiento de la fórmula de colegas, y con Stallone como estrella.

Ahora la idea es juntar un asesino a sueldo, Stallone, duro e implacable pero que no mata mujeres y niños, con un policía asiático experto en informática, patoso y que un código policial que prevalece por encima de todo.

¿La excusa? Que a ambos les han matado sus compañeros.

La pareja no se traga pero comulgan temporalmente para lograr un objetivo común.

El film no ofrece nada nuevo, nada original, nada excitante. Todo está ya visto en mil films anteriores de décadas pasadas. 

Es triste que el guión no ofrezca un arranque y emparejamiento de la pareja protagonista mas ingenioso y consistente. El desarrollo del film es simple, basándolo todo en muchos diálogos entre los protagonistas, y la trama va del punto A al B al C y acaba en el D, sin sorpresas y sobre todo decayendo todo en el tercer acto.

La relación entre el asiático y la hija de Stallone, la tatuadora, es desaprovechada, el final es precipitado y absurdo, y lo que se supone que va a ser mas guay, queda en... ¿Eso es todo? 

Encima el epílogo es lamentable. Stallone a su rollo, el coreano pasando de él y amenazándolo con atraparlo y detenerlo sí se cruza en su camina. ¡Tras haberle salvado el otro varias veces la vida! ¡Mira que son desagradecidos estos Kung Pao Chicken!

El lado positivo es que el film está bien rodado, tiene momentillos guay, una pelea final con hachas acojonante, y poco más. 

Es una película  para pasar el rato, para verla una sola vez, de las mas olvidables de Stallone, muy inferior a la nueva de Schwarzenegger, El último desafío, y bueno, en taquilla el film ha fracasado.

Con un presupuesto de 35 millones de dólares en cines USA solo ha hecho 8 millones en dos semanas. Un verdadero desastre. Contento debe estar Walter Hill con su regreso al cine tras una década. ¡Ah, y sale Jason Momoa tras el descalabro monumental de Conan!


Nombres en otros paises:

Куршум в главата
Неудержимый
Alvo Duplo
Bala Certeira
Du plomb dans la tête
Jimmy Bobo - Bullet to the Head
Kadur ba'rosh
Metak u glavu
Shootout - Keine Gnade

No hay comentarios:

Publicar un comentario